La Odontopediatría es la especialidad de odontología responsable de la atención integral de bebés, niños, adolescentes y mujeres embarazadas a través de la atención odontológica prenatal.

El embarazo se destaca en relación con otros períodos de la vida, porque, en ninguna otra ocasión, una vida depende tanto de la salud y el bienestar de la otra. El embarazo es probablemente el momento más importante para estimular la salud oral, los comportamientos y las actitudes de los hábitos saludables, debido a la gran influencia que esto podría tener en el cuidado de los futuros niños. El control prenatal es el momento ideal para enseñar y reforzar las prácticas de higiene oral que luego se mantendrán en el bebé.
 

El cuidado prenatal dental garantiza la posibilidad de que el niño crezca sin tener la experiencia de caries y enfermedad periodontal. 

EMBARAZO

El concepto clave aquí son los 1.000 PRIMEROS DIAS: 270 del embarazo + 365 del primer año + 365 del segundo año. www.xxxx.com

Este período es una ventana de oportunidad para programar metabólicamente a los niños.  Es fundamental hablar de lactancia materna, uso de mamadera, chupete, alimentación complementaria; porque sí, la odontopediatra sabe sobre alimentación complementaria, al fin y al cabo, la succión y deglución pertenecen al sistema estomatognático, donde los  dentistas somos especialistas.

El PRIMER CONTROL debe ser antes de la erupción de su primer diente, para aclarar dudas sobre higiene, erupción de los primeros dientes y alimentación.

BEBÉS

Es importante motivar y enseñar al niño a cepillarse los dientes y usar hilo dental para que desarrolle un sentido de responsabilidad por su salud bucal. Sin embargo, hasta la edad de nueve años, el niño no tiene suficiente coordinación o capacidad para realizar un cepillado efectivo, lo que requiere la presencia de un adulto responsable. De todos los cepillados, el nocturno es el más importante. La saliva protege los dientes contra las caries y, cuando dormimos, la producción de saliva disminuye, dejando los dientes más susceptibles a la acción de las bacterias. Tan importante como cepillarse el hilo dental después de cada comida. Por otro lado, en ésta edad podemos detectar ya el BRUXISMO; el cual puede tener diversas causas, desde problemas respiratorios a emocionales;  por lo que hablaremos entre otras cosas de HIGIENE DEL SUEÑO.

NIÑOS

Los adolescentes a menudo cambian sus hábitos alimenticios, aumentando la frecuencia de consumo de carbohidratos y dulces, e incluso descuidando la higiene oral, favoreciendo el desarrollo de caries y gingivitis.

Por otro lado, a ésta edad, muchos de ellos utilizan aparatos de ortodoncia, los cuales  dificultan la limpieza,por lo que deben ser monitoreados con mayor frecuencia por un odontopediatra.

Esta es una de las últimas grandes oportunidades de cambios, ya que a los 12 años ya tiene toda su dentición permanente; se termina el recambio, por lo que los daños ocasionados en ésta etapa dejarán una huella permanente.

ADOLESCENTES